Los roles de la mujer

A menudo no nos paramos a pensar en la infinidad de roles que hacemos las mujeres día a día: hermana, jefa, hija, compañera, madre, esposa, amiga, amante, luchadora…

¿Te has parado alguna vez a observar cuántos roles cumples al día? Y lo más importante, ¿te has parado a reconocer el inmenso valor que tiene ejercer todos y cada uno de ellos?

No sé cómo es tu rutina, pero estoy segura de que en ella hay más de un rol que requiere de tu máxima atención, amor y voluntad. Por no hablar de la paciencia, el auto-convencimiento de que todo irá bien y quizá incluso grandes dosis de automotivación. Esto nos hace llevar una velocidad de adaptación continua que nos acelera el ritmo y nos puede ir estresando si no lo gestionamos con gran habilidad. Para ello, es muy importante incluir el autoconocimiento, aprender a pedir ayuda y enviarnos mensajes positivos y de aliento a nosotras mismas.
Es importante que sepamos ver los diferentes temas que manejamos en un día y lo mucho que tenemos en cuenta la relación que hay entre cada uno de estos temas. No es extraño que nos digan que las mujeres tenemos una gran red de interconexiones en el cerebro y que nos es más difícil tratar los temas de manera independiente. Probablemente porque en realidad están entrelazados entre ellos. Pero también es cierto que esto nos hace pasar de un tema a otro creándonos estrés.


¡Celebra y auto reconócete tus roles de mujer!


Lo que me gustaría conseguir es que celebres tu labor, tu rol, y que te des ese espacio. Date un homenaje, regálate una experiencia que te llene y te haga vibrar, date un reconocimiento a ti. Por todas aquellas cosas que manejas, organizas y creas a lo largo del día para hacer de tu vida algo extraordinario. Porque todo lo que tocas, todo lo que haces, todo lo que sientes es mágico y eso merece un reconocimiento.
Así que, sal a la calle y pisa con fuerza o quédate donde estés ¡y alza tu voz! Dedícate unas palabras de respeto y admiración a ti misma. Repite con energía: ¡esto va por mí!

Así que, sal a la calle y pisa con fuerza o quédate donde estés ¡y alza tu voz! Dedícate unas palabras de respeto y admiración a ti misma. Repite con energía: ¡esto va por mí!

Ilustración de Francina Cortés con motivo del 8 de marzo de 2018.

Aprendamos a ser nuestras mejores amigas a honrarnos, compartamos y hagamos comunidades fuertes de respeto y admiración entre nosotras.
¡Basta ya de tanta competencia y exigencia! ¡Basta ya de juicios rápidos y precipitados!
No se trata de una carrera, sino de crear sinergias. Chicas, tenemos una fuerza y un amor tan grande que merece la pena que nos compartamos entre nosotras también.
Fíjate más en todo lo que SÍ tienes y no en lo que te falta o está por llegar. Deja de sumar calorías, arrugas o canas y suma belleza, experiencia y sabiduría.

¡No hay comentarios todavia, añade lo tuyo!


Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *