Si no te gusta, ¡coloréalo!

Hoy me he animado a compartir contigo una pequeña píldora de mi experiencia y aprendizaje como coach. En este artículo, quiero enseñarte una técnica de mi proceso de coaching que me encanta, que no tiene caducidad y que es realmente transformadora si te animas a trabajarla con constancia y actitud.

Estoy hablando de una técnica de coaching que me gusta llamar Colorear pensamientos. Este método no solo te da mucha claridad sino que se puede ir mejorando con el paso del tiempo, se puede ir profundizando y creciendo con él. ¿Quieres saber cómo practicar eso de colorear pensamientos? Te doy algunos tips que te serán de gran ayuda, ¡prepara un buen abanico de colores!

Si estás en un momento en el que hay algo que no te gusta, tienes algún problema por el que lo estás pasando mal, estás viviendo una mala época o tienes personas que te generan sensaciones negativas, colorea los pensamientos para que tengan mucha más luz. La técnica de colorear pensamientos te va ayudar a -sobre todo- darle un giro a esa sensación de sufrimiento que estás viviendo y a conseguir transformarlo en un aprendizaje o en la posibilidad de un aprendizaje para ti y los tuyos.

Te pongo algunos ejemplos. Imaginemos que estás en un momento laboral en el que no estás a gusto y te quieres ir, además, el ambiente en el trabajo no es propicio y la situación no te hace sentir ni cuidada ni protegida. Estás incómoda pero no puedes soltar ni generar un quiebre porque sería peor. ¿Qué podemos hacer ante esta situación para evitar llenarte de amargura y estar todo el rato en la queja? ¿Cómo le damos la vuelta y aprendemos de ello? Es muy importante que te hagas preguntas poderosas porque en eso consiste esta técnica de coaching: en generar preguntas precisamente para cuestionarte, seguir cuestionándote y ver lo que no estás viendo.

Cuestionarnos para transformar

Como sabes, las emociones nos invaden sin pedir permiso, llegan y de repente estás presa de malestar, de mal humor, de enfado, de bajón… A través de las preguntas podemos salir de ahí ya que con las respuestas que recojas obtendrás claridad y transformarás ese estado de ánimo. Y es que si no nos cuestionamos y generamos este cambio de mentalidad para transformarnos, nos estamos posicionando como víctimas de la situación, manteniéndonos en una energía baja de la que es más difícil remontar.

A veces son precisamente estas las situaciones clave para que nuestra vida se transforme, eso sí, si somos capaces de generar este cambio.

Las preguntas que podemos hacernos son las siguientes:

  • ¿Qué oportunidad me está dando esta situación?
  • ¿Qué puedo hacer para aprender de esta situación?
  • ¿Qué puedo mejorar personalmente para que esta situación sea distinta?

Volviendo al ejemplo anterior, si estás mal en el trabajo es bueno que cuestiones si quizás no es a eso a lo que te quieres dedicar o que quizás simplemente no sea lo que realmente quieres hacer… cuestiona si puedes mejorar en algo, quizás poniendo límites, en paciencia, en empoderamiento o en cambiar tu energía para encaminar mejor los conflictos.

Las preguntas no generan una solución absoluta pero sí que dan lugar a dos cosas: te ayudan a tener una mayor claridad y te cambian el estado de ánimo para adoptar otra actitud. Y recordemos que la actitud es clave para avanzar en la vida.

Aunque en el presente puede que no te des cuenta, muchas veces este momento que te está generando un malestar, es justamente la situación de la que más quieres escapar. Enfrentarse a ella es imprescindible para tu transformación personal y la de los tuyos porque lo que tú implementes también afectará positivamente a tu entorno y serán herramientas que adquirirás para el futuro.

Finalmente, para completar esta técnica de coaching, suelo añadir algo que me parece esencial. Se trata de una frase que un día me dijo mi padre: ¿Qué diría el amor de esto? Una vez que tenemos más claridad y las respuestas enfocadas, ¿qué ocurre si impregno esta situación de amor? Desde ahí encontrarás con más fuerza y motivación la salida a la situación y probablemente te llevará a aprender los recursos que necesitas incorporar en tu vida.

Así que si te encuentras en esa necesidad de salir corriendo… párate ahí, respira, reflexiona, súmale una buena dosis de amor y colorea tus pensamientos.

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published.